Buscar

Recomendaciones para una entrevista de trabajo exitosa

Luego de la ardua labor que hiciste con tu búsqueda de trabajo, te llaman para una entrevista. ¿Qué debes hacer ahora? ¿En qué debes enfocar tus esfuerzos? Definitivamente en prepararte bien, ya que será la primera impresión que se llevarán los reclutadores sobre ti.


Este momento es definitivo para que las empresas elijan a un candidato, ya que es el paso previo a la anhelada vinculación laboral. Recuerda que si te llamaron para presentar una entrevista, después de haber visto tu hoja de vida, has avanzado en el proceso, pues resultaste interesante para ocupar el cargo.


Prepárate con tiempo porque está en juego tu futuro y el empleo de tus sueños. Ten en cuenta que no es cuestión de suerte cómo te vaya en la entrevista, todo depende de tu preparación. Recuerda que hay cuestiones clave que te pueden llevar un paso más en el proceso, o pueden dejarte por fuera.


Te puede interesar: Motivos por los que los reclutadores descartan una hoja de vida


Asegúrate de conocer tu propio currículum


Si te llamaron para entrevista es porque tu hoja de vida les gustó, por eso debes ir preparado para contestar todo tipo de preguntas, incluso algunas que tienen su respuesta en el CV. Revisa qué más datos pueden resultar interesantes para los reclutadores, y habla de ellos en tu entrevista. Piensa en todo lo que aparece escrito, pues para todo esto y más debes tener una respuesta.


Pueden hacerte preguntas como: ¿Cómo fue tu experiencia en tu anterior trabajo? ¿Dónde, cómo y por qué conseguiste los conocimientos que no hacen parte de tu vida académica? ¿Por qué dejaste los trabajos anteriores? ¿Qué crees que puedes aportar a la empresa en caso de tu contratación?


Busca información de la empresa a la que te postulaste


Antes que nada haz una lectura cuidadosa de la oferta, generalmente te dirá mucho sobre los intereses del empleador. Averigua todo lo que puedas sobre el negocio, su dimensión, productos, servicios, o alguna noticia reciente. Asegúrate de demostrarle a los reclutadores que te interesa ser parte de la compañía, y que quieres ayudarlos a alcanzar su objetivo.


¿Tienes dudas? Pregunta


En muchas ocasiones habrá un espacio que te dará el entrevistador para despejar tus dudas. Pregunta tranquilamente, eso demostrará que te has preparado y tienes interés.


No preguntes a la primera entrevista sobre el sueldo, las vacaciones o el tipo de contrato. Es mejor que esos temas los saque el mismo entrevistador. Eso sí, ten muy claras las condiciones en las que quieres trabajar y el rango económico que te gustaría cobrar por si te lo plantean.


El lenguaje corporal es muy importante


Tu lenguaje corporal puede hablar mucho más sobre tu personalidad. Evita todo tipo de movimientos nerviosos con tus manos. Sonríe. Los empleadores siempre prefieren un candidato alegre y entusiasta, que una persona aparentemente hostil o estresada. Sin embargo, trata de no excederte. Las sonrisas falsas y el humor forzado tampoco son recomendables.


Haz énfasis en tus habilidades


No lo olvides: tu experiencia, conocimientos, e interés te hacen la persona adecuada para ese puesto. Tienes que transmitir esa idea, pero antes debes creértela. Deja la inseguridad a un lado y véndete como el experto que eres. Este es el momento de hablar bien de ti mismo, destacar tus competencias, cualidades y experiencia.


En Worki no queremos dejarte solo en el proceso de encontrar el trabajo de tus sueños, por eso te asesoramos con los mejores expertos. Ofrecemos un bootcamp de acompañamiento y mentoría individual que te preparará para enfrentar procesos de selección reales. Haz parte de Worki.

189 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo