Buscar

Cómo funciona un proceso de selección

La selección de personal es el proceso anterior a la contratación de un empleado. Para cubrir determinada vacante se evalúan las cualidades, conocimientos, habilidades y experiencia para cubrir el cargo requerido por la organización.


El proceso de selección de personal es una herramienta usada para diferenciar entre los candidatos que están cualificados y los que no lo están, mediante el uso de diferentes técnicas. Ten en mente que el objetivo de este proceso es elegir al candidato más valioso para la organización.


Antes que nada recuerda que la buena actitud es la habilidad más deseada por los seleccionadores en unas dinámicas que, por lo demás, poco tienen en común. El candidato debe mostrar su 'actitud' desde el primer contacto telefónico.


Las distintas fases que conforman un proceso de selección son:


Se abre una vacante


En este momento se detallan tanto las funciones que debe realizar el nuevo contratado una vez finalizada la selección, teniendo en cuenta tanto los motivos que hacen que se precise personal, como las condiciones de trabajo del nuevo puesto, y las habilidades y experiencia que se valorarán en los aspirantes.


Empieza el reclutamiento


En este fase del proceso de selección las empresas pueden recurrir al reclutamiento interno, que consiste en buscar a alguien que ya trabaje para la compañía para hacerse cargo de las nuevas tareas; o al reclutamiento externo, en el que los candidatos se buscan fuera de la empresa, haciendo pública la oferta en diferentes medios como LinkedIn


Preselección de candidatos


En el momento de la preselección la empresa debe elegir a los aspirantes que más se adecúen a las necesidades de la empresa, teniendo en cuenta cada currículum. Usualmente, se tienen primero en cuenta habilidades o experiencia considerada imprescindible, para eliminar del proceso de selección a los que no cumplan estos requisitos.


Análisis de los candidatos


Esta fase no se lleva a cabo siempre, pero algunas empresas realizan pruebas a sus aspirantes, ya sean psicotécnicas, de conocimientos teóricos o de ejercicios prácticos, para hacerse una idea más aproximada de lo que puede ofrecer cada candidato.


Primer contacto telefónico


Las entrevistas telefónicas sirven para hacer el primer filtro de candidatos, por lo que es muy importante que estés preparado para responder a las preguntas que estarán especialmente dirigidas a verificar que cumples con los requisitos solicitados.


Entrevistas


En esta fase se cita a los candidatos considerados más aptos para llevar las labores necesarias, y se les hace una serie de preguntas que les permite conocer al candidato, y acceder a más información de la que se muestra en el CV o en la carta de presentación.


Selección del candidato


En este momento del proceso de selección, se valoran todas las características de los candidatos entrevistados, con el objetivo de encontrar el o los mejores, teniendo en cuenta tanto su experiencia y habilidades profesionales, como su desenvoltura y grado de implicación o disponibilidad de horarios.


Cualquier detalle puede ser decisivo para que el personal de recursos humanos decida que un candidato es el más apto, por lo que es vital poner todo de tu parte en las fases anteriores, tanto redactando un buen currículum y preparando una carta de presentación atractiva, siempre adaptados a cada empresa; como preparando a conciencia la entrevista de trabajo.


Contratación


Esta es la fase final del proceso de selección. Puede comenzar con un período de prueba, que de ser superado, te dará paso al trabajo de tus sueños.


En Worki queremos ayudarte a encontrar el trabajo de tus sueños. Worki es un programa diseñado para ayudarte a conseguir el empleo de tus sueños más rápido y fácil que haciendo el proceso de selección solo. Ofrecemos un bootcamp de acompañamiento y mentoría individual que te preparará para enfrentar procesos de selección reales. Y lo mejor: solo pagas cuando te contratan.

153 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo