Buscar

5 preguntas que debes preparar para una entrevista de trabajo

Llegó el momento de la verdad; pasaste los primeros filtros de selección y llegaste a tu primera entrevista en ese proceso de selección del cual te enamoraste apenas viste la publicación. Empiezas a recibir recomendaciones de cómo responder tu entrevista de trabajo; tu mamá te dice que eres el ser humano más preparado (y bello) de la tierra y que el trabajo es tuyo, tu abuelo sabio te dice que si no es para ti, no lo es y que las cartas ya están echadas. Una tía incluso te recomienda prender una velita, ya que con eso “estás al otro lado”. Antes de que te arrepientas de haberle contado a toda tu familia que tienes una entrevista de trabajo, debes saber que esas son puras FALACIAS. Efectivamente, si tu perfil si no alinea bien con el cargo probablemente no quedes seleccionado para el rol, pero lo que es cierto, es que las entrevistas son un arte en sí mismo, y deben practicarse una y otra vez hasta alcanzar el dominio total sobre ellas. Entonces, ¿cómo hacer una entrevista de trabajo exitosa? Pues, practicando. En Worki hemos desarrollado una gran expertise preparando a nuestros workis para las preguntas de una entrevista laboral, y para ayudarte en este camino, en este post te dejamos las cinco preguntas (y preguntas trampa) que de seguro te va a tocar enfrentar. Así que, ¿quieres estar más cerca de tu trabajo soñado?, empieza a practicar cómo responder estas preguntas en una entrevista de trabajo.


1. Preséntate:

¿y ya? ¿Cómo me presento? Esta es una pregunta con la que muchos reclutadores darán el puntapié inicial a una entrevista, y si no la tienes pensada puede corcharte ahí mismo. Puede ser formulada de esa forma, o que el reclutador te diga “cuéntanos sobre ti”, o “ya leímos tu hoja de vida, pero nos gustaría saber más sobre ti”. Es importante que llegues con un pitch personal preparado con tus datos básicos desde antes de la entrevista, si ya leyeron tu hoja de vida, no te intimides, repite lo básico de todas maneras; tu nombre, edad, profesión, algún dato personal (dónde o con quién vives o un hobbie, por ejemplo), experiencia relevante pasada tanto académica como profesional y qué estás buscando actualmente. Esos datos son un buen inicio para responder una entrevista exitosa.


2. Fortalezas y debilidades:

A pesar de que esta es una pregunta bastante estándar para una entrevista de trabajo, sorprendentemente es muy frecuente que los postulantes no la tengan preparada, o que el contenido de lo que digan no los favorezca precisamente. No tener esta pregunta preparada para una entrevista de trabajo es una señal clara de que el candidato esta fuera de las pistas hace tiempo y que no se preparó para la entrevista. Señoras y señores, ¡no hay nada peor que dar esa impresión en una primera entrevista de trabajo! Debes tener claro como el agua tu perfil, la compañía y el rol al cual estás postulando. Pero también debes saber cómo responder a esta pregunta de manera genuina y convincente. Aléjate de los clichés como el ser “perfeccionista” y no des como fortaleza actitudes que son básicas a la hora de entrar a trabajar como “sé trabajar en equipo”, eso no es una fortaleza, es un básico para sobrevivir a tu primera semana de trabajo. Sé creativo, genuino y trabaja en esto. Tres fortalezas y tres debilidades bien preparadas no te tomarán más que una tarde de pensar juiciosamente.


3. ¿Por qué deberíamos contratarte a ti y no a otro candidato?

Que pregunta más ofensiva… mi mamá dice que soy la persona más preparada del mundo… ¿cómo no? Esta pregunta es común para primeras entrevistas, y el reclutador lo que está buscando con ella es que saques a relucir aquella experiencia o característica tuya que te hace el encaje perfecto para ese rol que quieres llenar (y que los otros candidatos y candidatas no tienen). Para esta pregunta te recomendamos que identifiques en la oferta laboral esa veta que te hace insuperable, ya sea una característica tuya de personalidad, de un liderazgo o proyecto previo que hayas realizado o ya sea un conocimiento técnico del cual puedas jactarte que manejas al revés y al derecho. En esta misma categoría, hay otra pregunta que puede corcharte y que es ¿por qué no deberíamos contratarte? En esta pregunta se busca que aclares que características tuyas te harían incompatibles con el rol. Por ejemplo, si la cultura de la compañía no se ajusta a tu forma de trabajar, aclarar qué si esa es la cultura de la compañía, lamentablemente no serías un candidato indicado.


4. ¿Por qué estas buscando cambiarte de trabajo?:

porque estoy cesante u odio mi trabajo, obvio… la preguntita… Esta pregunta en una entrevista laboral esconde muchos objetivos, el reclutador quiere saber tus intereses, ganas por crecer y ampliar tus horizontes laborales y tus expectativas sobre un nuevo trabajo. En esta pregunta es importante preparar bien qué vas a decir para que todo suene “coherente” en tu trayectoria. Si estás cesante, es importante clarificar bien por qué lo estás y no mentir al respecto; un error en tu trabajo pasado puede ser una gran oportunidad de aprendizaje y una pandemia es una justificación universal para ser desvinculado. Si estás trabajando es importante que siempre cuentes qué es lo que está faltando como empleado en el lugar en el que estás trabajando pero que no hables mal de tu empleador; hablar mal de él implica que el día que te contraten en el nuevo lugar también lo harás, y nadie quiere un empleado que habla mal de su compañía. También es importante responder en esta pregunta las expectativas que tienes de un futuro rol, como recomendación, aumentar el salario siempre es una razón válida, pero ojalá que no vaya sola, ya que una vez más, el día que te ofrezcan más en otra parte volverás a dejar la compañía. Es importante acompañar esas expectativas con interés de crecer profesionalmente, adquirir mayores responsabilidades y con la pasión por el rubro.


5. Preguntas “trampa”:

Este es otro tipo de preguntas que te hacen en una entrevista de trabajo, por lo general son peticiones o preguntas irracionales o para las cuáles es imposible tener una respuesta exacta. Por ejemplo, podría ser para un rol de ventas “cuéntame cómo harías para vender chicles con sabor ajo”, o para un trabajo en el área de logística “cuéntame cuántas pelotas de fútbol se utilizaron en el mundial de Brasil 2014”. Lo importante es no corcharse frente a esas preguntas, claramente los reclutadores no esperan que sepas cuántas pelotas se usaron en el mundial de Brasil (o que realmente abras un emprendimiento de chicles de ajo, ¡por favor no lo hagas!) lo que están buscando es ver la forma en la cual reaccionas y abordas el problema. La creatividad y el pensamiento lógico son claves, hay una gran diferencia entre decir; “la verdad es que no lo sé, habría que preguntarle a los organizadores de la FIFA” a armar una ecuación matemática con el promedio de pelotas utilizadas por partido, la cantidad de países participantes y un default de pelotas perdidas, robadas o en malas condiciones. Hay cientos de otras preguntas y respuestas en una entrevista de trabajo que puedes practicar, este fue un rápido barrido de cinco de ellas que es común que te toque enfrentar. Sin embargo, no te confíes! La única manera de hacer una entrevista de trabajo exitosa, es practicándola innumerables veces. Así que tómate el tiempo que necesites para para preparar todas las preguntas que te pueden tocar en una entrevista laboral en el futuro. Recuerda que siempre puedes tomar el bootcamp de preparación y acompañamiento para tus procesos laborales que te ofrecemos en Worki, para que te prepares únicamente con los mejores expertos laborales en contratación y procesos de selección. Si estás en este arduo camino de encontrar tu trabajo soñado ¡Mucha suerte!






128 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo